Félix María Samaniego

(1745-1801)

OBRA

El Herrero y el Perro

El Labrador y la Cigüeña

El León vencido por el Hombre

El Leopardo y las Monas

El Calvo y la Mosca

El Ciervo y la Fuente

El asno sesudo

El zagal y las ovejas

La águila, la corneja y la tortuga

El lobo y la cigueña

El hombre y la culebra

El pájaro herido de una flecha

El pescador y el pez

El gorrión y la liebre

Júpiter y la tortuga

El milano y las palomas

El charlatán

Las dos ranas

El parto de los montes

Las ranas pidiendo rey

El asno y las ranas

El asno y el perro

El león y el asno cazando

El charlatán y el rústico

La mona corrida

El asno y Júpiter

El cazador y la perdiz

Los dos machos

El cazador y el perro

La tortuga y el águila

El león y el ratón

La liebre y las ranasEl lobo y el perro flaco

La comadreja y los ratones

El lobo y el perro

El raposo, la mujer y el gallo

El filósofo y el rústico

El camello y la pulga

El cerdo, el carnero y la cabra

El raposo enfermo

El poeta y la rosa

El naufragio de Simónides

El filósofo y la pulga

El cazador y los conejos

El filósofo y el faisán

El zapatero médico

La danza pastoril

Los dos perros

La hermosa y el espejo

El gato y el cazador

El pastor

El joven filósofo y sus compañeros

 

El asno y el caballo

El caballo y el asno

El cordero y el lobo

Las cabras y los chivos

El caballo y el ciervo

La águila y el cuervo

Los animales con peste

El milano enfermo

El viejo y la muerte

El enfermo y el médico

La zorra y las uvas

La cierva y la viña

El asno cargado de reliquias

El león y la rana

El ciervo y los bueyes

Los navegantes

El torrente y el río

El león, el lobo y la zorra

Los ratones y el gato

El asno y el lobo

El asno y el caballo

El labrador y la providencia

El asno vestido de león

La gallina de los huevos de oro

Los cangrejos

Las ranas sedientas

El cuervo y el zorro

El cojo y el picarón

El carretero y Hércules

La zorra y el chivo

El lobo, la zorra y el mono juez

Los dos gallos

La gata mujer

La leona y el oso

El pastor y el filósofo

El hombre y la fantasma

El jabalí y el carnero

El león, el tigre y el caminante

Las exequias de la leona

El búho y el hombre

La mona

Esopo y el ateniense

Demetrio y Menandro

El murciélago y la comadreja

La mariposa y el caracol

Los titiriteros

La moda

El viejo y el chalán

La gata con cascabeles

El tordo flautista

El raposo y el lobo

El ciudadano pastor

 

El Águila y el Escarabajo

El Águila, la Gata y la Jabalina

El Asno y el Cochino

El Cuervo y el Zorro

Las Moscas

La codorniz

La zorra y el busto

El ratón de la corte y el ratón del campo

La zorra y la cigueña

Las moscas

El leon y la zorra

La cierva y el cervato

La serpiente y la lima

Los dos amigos y el oso

El león con su ejército

El león envejecido

La zorra y la gallina

La cierva y el león

El león enamorado

El congreso de los ratones

El lobo y la oveja

El hombre y la pulga

El cuervo y la serpiente

El gallo y el zorro

El león y la cabra

La hacha y el mango

la onza y los pastores

El grajo vano

El hombre y la comadreja

La oveja y el ciervo

La alforja

El asno infeliz

El jabalí y la zorra

El perro y el cocodrilo

La mona y la zorra

La pava y la hormiga

El enfermo y la visión

La muerte

El amor y la locura

Las hormigas

Los gatos escrupulosos

El águila y la asamblea de los animales

La paloma

El chivo afeitado

El raposo y el perro

El gato y las aves

El lobo y el mastín

El ruiseñor y el mochuelo

El amo y el perro

Los dos cazadores

El ladrón

El elefante, el toro, el asno y los demás animales

BIOGRAFÍA

Félix María Samaniego nació en Laguardia (Álava) en 1745.

Provenía de familia noble y desde joven heredó cinco villas, fue director del Seminario de Nobles de Vergara y participó en la Sociedad Vascongada de Amigos del País.

 Perteneció a los grupos más importantes de la cultura de la ilustración. Viajó a Francia a conocer las ideas nuevas que por allá florecían, pero finalmente regresó a España. Dedicado a la música (tocaba muy bien el violín y la vihuela ) y la literatura, era con su ingenio y rapidez de palabra satírica, el centro de entretenimiento de reuniones. Esto también le trajo ciertos problemas aparejados, pues  sus versos burlones y pícaros molestaron a más de uno, y hasta lo llevaron a juicio por causa de unos poemas satíricos.

 Fue un excelente fabulista ilustrado español, autor de las Fábulas morales (1781), destinadas a instruir a sus alumnos. Dichas Fábulas están formadas por una colección de 137 apólogos que reciben las influencias de Esopo, Fedro, La Fontaine y John Gay.

 En esa misma época, existió otro escritor español de fábulas, Tomás de Iriarte (1750-1791), con quien Samaniego mantuvo disputas y polémicas.

 Samaniego también compuso poesía erótica. Murió en 1801 en Laguardia.